Bodas,  Salón de Banquetes

La experiencia de Laia y Toni

Laia y Toni son una pareja que se casaron el 14 de septiembre del 2013 en nuestros salones y han compartido su experiencia en la web Bodas.net, y nosotros (con su permiso) la compartimos con todos vosotros:

Ese día empezó, al menos, una semana antes ya que al ser de fuera, mi madre y mis hermanas vinieron la semana de antes. Y muchas pensaréis ¡qué bien! Por un lado, sí pero por el otro había momentos en que nos estresaba más que tranquilizarnos, pero bueno les tenemos que agradecer un montón ya que en casa no tuvimos que hacer ninguna tarea porque las hacían ellas._MG_3782

Bueno al lío, que me enrollo… El día de antes ya empezó todo el ” jolgorio ” ya que fuimos a firmar al ayuntamiento acompañados de padres, hermanos y como no, amigos; después nos fuimos a comer todos y ya después empezó la “chapa y pintura” de la novia: depilación, manicura, pedicura, bigote -no es plan del día de tu boda aparecer con un bigote peor del de El Gato con Botas- cejas… Y al acabar de cenita con la familia que había empezado a bajar a mi queridísima tierra. Risas, anécdotas, encuentros, besos, abrazos… Hicieron que la noche del viernes pasará sin nervios y a dormir que al día siguiente sería un día muy especial, no solo para nosotros, sino para toda la gente que nos acompañaba.

Sábado 14-09-2013, a las 8:30 h… ¡“la menda lerenda” ya está en pie! ¡Sí, sí, hoy es el ansiado día!

_MG_3687

Lo primero que hice al levantarme es como siempre: irme al sofá a recomponerme porque el despertar que tengo… y al rato apareció mi tía, que durmió conmigo, y mi madre y hermanas; y os tengo que decir una cosa… ¿Nervios? ¿Qué es eso? ¡Estaba súper feliz y nada nerviosa! Tenía tantas ganas de disfrutar ese día que creo que mi cuerpo eliminó todo tipo de nervio existente en mi organismo. Para no perder la costumbre ese día no desayuné y después de hacer la típica charla matutina con mi madre, hermanas y tía, ¡me fui a la ducha y de ahí al hotel a dejar la ropa para el día siguiente y a la “pelu”!

Bueno, pues ya estando en la “pelu”, tenía un hambre que me moría -“of course”- así que mientras peinaban a mi abuela, mi madre, la mujer de mi padre, mi tía, hermanas, tía abuela -solo faltaba el perro de la vecina- me fui a la panadería y me compré de todo -Qué buenos estaban los croissants- y de mientras las vecinas del barrio que me veían, me iban diciendo: “Pero xiqueta, ¿qué haces aquí? Si en nada te están casando ” y yo les contesté: “pues comprar comida, ¿o queréis que me desmaye y le quite la exclusiva en el “Hola” al hijo de la Ordoñez porque me he desmañado justo en el momento del “Sí quiero”? Es que… Bueno al lío, que me enrollo otra vez… Pues llegó el momento de mi peinado y después de pasarse más de una hora y media haciendo “ondas al agua” ¡me hizo un recogido que flipé! ¡Ni en mis sueños imaginé un peinado tan adecuado para mí! Y de ahí me fui yo tan contenta -no por el peinado solo sino por los croissants también- hacia mi casa a empezar a preparar las cosillas para recibir a mis amigas que venían a vestirme y a esperar a la maquilladora.

_MG_3780

¡Madre mía! Pero si ya estoy maquillada… “Ding dong”… Llegaban las primeras amigas y a partir de ahí, la puerta de casa no paró de abrirse… ¡Qué alegría tenerlas todas ahí, la fiesta está a punto de empezar! Llegó la hora de vestirme y qué gran momento verme toda puesta con mis joyas, vestido, maquillaje, peinado… ¡Qué gran trabajo! Después de esto vinieron las típicas fotos de rigor con la típica pregunta: ¿Estás nerviosa? Y mi respuesta fue: a ver… Aquí hay dos opciones: o ponerte nerviosa e histérica y fijarte en todos los pequeños fallos o pasar un poco de todo y disfrutar al máximo -ésta a fue la que escogí-¡porque nadie se casa para pasar un mal día sino para pasar un día inolvidable!

Y a partir de ahí ya llegó el gran momento… Salí de mi casa y fuimos rumbo al restaurante, donde también se hacía la ceremonia, con el coche de mi padre. Al llegar estaban ya toda la gente en el lugar de la ceremonia y me recibió Mª Carmen, la chica del restaurante -¡esta chica es excepcional!- Y me empezó a explicar cómo iba a ser todo, en cuanto yo oigo la canción de la entrada de mi chico… ¡A llorar! Aún se me ponen los pelos de punta y ahí ya ves al fotógrafo diciendo que no llorara, ¡que tenía que entrar ya!

_MG_2782

Y llegó el gran momento que tanto temí… Qué momento más precioso, ver a la persona que has escogido para compartir tu vida, ahí al final esperándote con los ojos vidriosos -y tan guapo- y también a toda tu gente acompañándote este día.

Pasó la ceremonia entre más risas que lágrimas y llegó el momento de los votos y anillos, otro que recuerdo con especial cariño, las palabras que nos dijimos, la música, nuestra gente, el lugar… Ni en mis sueños lo imaginé así.

_MG_2762

Y ya después de esto -y las respectivas fotos- ¡a comer! La entrada al salón fue súper divertida, todos encima de la silla, qué locos estamos. Pasó el convite, con su tarta, regalos, nuestro regalo que nos hicieron los amigos y momento del baile.

_MG_3918

_MG_3924

_MG_3950

Como algunas sabréis, porque hice un debate sobre esto, en el momento baile empecé con mi estrenado “maridín”, pero al cambiar y él ir a su madre y yo ir a mi padre… No cogí a mi padre sino a mi abuelo ya que él me lo pidió unos meses antes y yo como es normal accedí; otro momento que no olvidaré jamás, mi abuelo es un pilar en nuestra familia, ¡es el hombre perfecto y le quiero con locura!

_MG_4273

Y ya después la barra libre con su respectivo photocall y mesa de chuches. ¡Qué bien nos lo pasamos, fue genial! Hacía tiempo que no disfrutaba tanto y según nos dijeron los amigos y familia ellos también hacía tiempo que no se lo pasaban tan bien en una boda -algunos lo dirían para quedar bien claro, pero como dije antes ¡a disfrutar!

_MG_4336

Fue un alboroto en toda regla y me acuerdo de que en esos momentos estaba pensando: “ha sido un día genial, hemos disfrutado todo el mundo, pero esto no acaba aquí… Me espera toda una vida para disfrutar de mi marido y mi gente y no se puede pedir más en esta vida, tener gente que te quiere y, sobre todo, poder y tener la capacidad de querer, y después pensé… ¡Y el lunes de viaje a London y crucerito!

_MG_4340

Y así acabó nuestro día y empezó una etapa.

Hay una frase que creo que resume ese día: “Lo mejor que hay en esta vida es amar a alguien y ser correspondido”

¡Besitos!

_MG_4451

FOTOGRAFÍAS: JORGE MASANET

Un comentario

  • Vane Martinez

    Este debate es excepcional pero porque Laia es excepcional…. tiene esa vitalidad que toda persona necesita tener en su vida. ..
    Yo la tengo i directamente pero relación diaría ella ya sabe de que hablo, soy Vane, Lai.
    Ha sido un continuo leer e imaginar. . Y me alegro que todo fuera perfecto porque te lo merces.
    Sigue así de feliz con tu marido y seguid amandoos.
    Besitos reina !

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.